Today's Date

Viernes 22 de Septiembre de 2017

Abril: 30 días, 26 femicidios

06.05.2017

Por Gabriela Rottaris

 

El mes de Abril terminó con la noticia del asesinato de Araceli Fulles, desaparecida desde el segundo día de ese mes. Durante su búsqueda, la familia denunció que la policía y la fiscalía no realizaban los procedimientos correspondientes para encontrarla. Nuevamente, los mismos protagonistas: el machismo, el estado, las leyes, la policía y los narcos. El principal sospechoso detenido es Darío Baradacco que habitaba en el domicilio donde fue encontrado el cuerpo después del segundo allanamiento.

 

El pasado 3 de mayo, se convocó a una nueva marcha por la vida. Fue por Araceli.  Una vez más el grito ¡Ni una Menos! apareció en escena. La cifra de una mujer asesinada cada 30 horas aumentó a una cada 18 horas. Los datos difundidos en los últimos días muestran que durante sólo el mes de abril del 2017 hubo en total 26 femicidios.

Tanto por el asesinato de Araceli Fulles como por el de Micaela García, los únicos detenidos son masculinos. Estos datos comprueban que la lucha contra la violencia de género no radica sólo en una movilización, sino que se trata de la toma de conciencia de una sociedad nacida y criada en la cultura machista.

La presencia masculina en estas marchas causa polémica entre ambos géneros. ¿Qué tipo de participación deberían tener los hombres en estas causas? ¿Qué acciones se deberían tomar? ¿Es correcto que participen?

“Estoy acá en la plaza por todos los femicidios que hubo en estos días. Me convoca también porque en lo personal, por mi madre, la violencia que ha sufrido por parte de mi padre. Cosas que hoy en día ya de grande, uno entiende que no era lo correcto. Es una manera de reivindicar a  las mujeres que no están y las que están sufriendo. Me parece que tienen que estar apoyando los dos géneros, no tiene ningún sentido seguir ambos géneros separados, y de ahí hay que empezar a construir” contó Damián durante la marcha por Araceli.

 

Damián asistió a varias marchas, la idea de unidad y construcción es lo que busca. Aunque esta lucha sea generada por mujeres, la inclusión de los hombres a la causa generaría la expansión del pensamiento anti-patriarcal.

“Siempre siento que hay un tema pendiente en mi cabeza que es ¿cómo generamos empatía con los hombres? ¿Cómo sumamos a los hombres a esta pelea? Me parece que es una pelea liderada por las mujeres, pero que si no conseguimos que los hombres se sumen, que sean conscientes, no vamos a terminar con el machismo”, dijo a Pucheronews Ingrid Beck, editora de la revista Barcelona y coautora del Índice Nacional de Violencia Machista junto a Martín Romeo.

La idea no sólo radica en generar conciencia entre mujeres para detectar y denunciar casos de violencia, sino también que esta información se transmita desde las mujeres hacia los hombres. Para que, a su vez, promueva entre ellos el pensamiento anti- patriarcal y termine con la complicidad machista.

“Yo creo que en la diversidad reside el poder”, afirmó Beck.  

Una de las cifras obtenidas del Primer Índice de Violencia Machista, realizado durante el año 2016, muestra que el 97% de las mujeres ha sufrido al menos una vez alguna de las 9 situaciones de acoso en espacios públicos - "lo que refleja la enorme dimensión de la violencia machista".

No todos los hombres saben que, por lo menos una vez en su vida, las mujeres sufren violencia o abusos. Aunque la realidad y las cifras demuestren lo contrario, descreen que se ha vuelto moneda corriente en el mundo femenino enfrentarse al acoso callejero, la discriminación laboral, los abusos por desconocidos o en el ámbito familiar.

 

Uno de los temas que se habló en la marcha, fue el referido a la pronta viralización de las desapariciones y la poca difusión que hacen los medios sobre las marchas. Cómo así también, la especulación sobre los motivos de un femicidio. Cuántas veces leímos o escuchamos: “le pasó porque se vestía de tal manera”, “le pasó porque andaba sola de noche”, “le pasó porque se drogaba”. Luego se encargan de difundir fotos de la víctima y no de los victimarios.

Ninguna mujer busca ser víctima de violencia, a ninguna le gusta que la ultrajen. Hay que tener en claro que ninguna quiere ser asesinada.

Las manifestaciones hacen visible la lucha de las mujeres contra el patriarcado pero en realidad lo que se trata de lograr, trasciende a una movilización. Se busca la desnaturalización de la violencia, se lucha por una sociedad igualitaria, se busca cambiar una forma de vida.

Por Araceli, por todas las que no están y por todas las que sufren violencia de género. Por las que hablan y por las que callan: #NiUnaMenos.

 

FOTOS: Gonzalo García

 

Leé también Por las que faltan 

Visitá nuestra sección sobre Género

 

 

Gabriela Rottaris

Autor/a: Gabriela Rottaris

28 Años. Graduada en Producción Integral de Televisión.Participo en producción de proyectos cinematográficos independientes.Soy Guionista Audiovisual y me especializo en Dramaturgia Policial.

¡Compartir!
¿Te gustó? ¡Compartilo!