Today's Date

Sábado 16 de Diciembre de 2017

Acciones solidarias II

02.12.2017

Por Danney Velázquez

 

Solidaridad Paraíso es una fundación que agrupa chefs, vecinos e instituciones para servir a los más necesitados. Empezaron con un puchero que se multiplicó: sus jornadas ahora ofrecen comida, vestimenta y atención médica gratuita.

 

En lo que va de año, el presidente Nicolás Maduro ha decretado cinco aumentos en el salario mínimo de los trabajadores, esto en lugar de producir alegría, es un dolor de cabeza para los venezolanos, pues supone el incremento indiscriminado de precios en los productos básicos. Según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas), la canasta básica alimentaria se posicionó en septiembre en Bs 3.901.076,04 y el salario mínimo integral es de Bs 456,507, por tanto, una familia requiere de 8,5 salarios completos para adquirir la canasta.

La Encuesta sobre Condiciones de Vida Venezuela en 2016 arrojó las siguientes conclusiones sobre la alimentación:

  • Hubo un cambio brusco en el patrón
  • Las hortalizas y tubérculos sustituyeron a las proteínas de alto valor biológico
  • Se acentuó la desigualdad en la calidad y cantidad
  • Aprox. 9,6 millones de venezolanos ingieren dos o menos comidas al día
  • 74,3% de los entrevistados sufrieron pérdida de peso no controlada

Además, se desplomó la compra de alimentos y 93,3% de los hogares tienen un ingreso que no alcanza, entre otras estadísticas.

Todas estas cifras son palabras al viento para los venezolanos que están viviendo la realidad y buscando su propia supervivencia. Por fortuna, también hay grupos activados para darle un rayo de esperanza a los más débiles.

 

Solidaridad Paraíso

Es el nombre de la fundación dedicada a proveer insumos, comida o vestimenta a las personas de pocos recursos o situación de calle. En conversación con PucheroNews, su vocero Francisco Fermín afirmó: "Estamos dispuestos a servir a la comunidad que necesite una mano amiga".

¿Cómo surgió la idea?

De una manera un tanto improvisada, sin ningún tipo de proselitismo político, en un acto denominado plantón, algunos chefs decidimos crear un sancocho (puchero) con los mismos insumos que teníamos en casa y lo que vecinos nos podían proporcionar, con la finalidad de darle a la gente de la zona. Una vez llevado a cabo y en vista de lo agradable que resultó, nos organizamos para realizarlo el domingo siguiente con el apoyo de mayor cantidad de vecinos y colaboradores.

¿Cómo organizan una jornada de actividades?

Nuestra jornada la dividimos en dos secciones: de recolección  y de acción social. Dependiendo de la zona a donde vayamos, vamos creando una logística, unos días previos se va organizando todo y en base a eso sabemos qué vamos a llevar, con qué tipo de ayuda podemos colaborar, bien sea asistencia médica odontológica, donativos de ropa, alimentación, cortes de cabello o jornadas deportivas. También, vamos a empezar a hacer minitorneos con la gente de bajos recursos.

¿Qué entidades colaboran con las donaciones?

Empezamos nuestras primeras labores con el apoyo de una escuela de chef en caracas, fueron los primeros el darnos apoyo monetario, en vista de que es difícil manejarse con recursos propios. Luego, se sumaron los amigos del Grupo Multimarca, una red de concesionarios en El Paraíso, nos donaron equipos de cocina, cocinas móviles para realizar nuestras jornadas. Además, se sumó un grupo restaurantes de emprendimiento que surgió hace un par de años. Estamos abiertos a que se sigan uniendo empresas y recibir el apoyo, incluso los vecinos nos ayudan de manera monetaria o con materia prima para las jornadas.

¿De qué manera han articulado el plan para ofrecer atención médica?

En nuestra segunda jornada contamos con el apoyo de la Escuela Vargas y la Escuela de Odontología de la UCV, donde se crearon listados de las personas que se atendieron, se les tomó el peso, el nivel de desnutrición, pudimos ver que la situación de calle es apremiante. El proyecto se concretó y todas las jornadas contarán con ese apoyo médico odontológico para la gente en situación de calle o de bajos recursos.

¿Cómo resuelven el difícil acceso a los productos básicos y alimentos?

En vista de la situación económica y lo difícil que es acceder no solo a la parte de productos básicos sino a todo, es cuesta arriba la tarea, por eso lo dividimos en recolección y acción social. Para la recolección nos unimos una semana antes en plazas, juntas de condominio de las zonas y la gente nos dona comida. También, hablamos con comercios cercanos y nos prestan su colaboración con carne. Estamos tocando puertas con empresas del ramo para que nos presten colaboración, debido a que es muy precaria la situación alimentaria del país.

¿Se dedican solo a la comunidad de El Paraíso o han visitado otras zonas de Caracas?

Empezamos en la localidad de El Paraíso porque todos somos vecinos de la zona, pero en vista de la precariedad del país, nos hemos ido ampliando y gracias al apoyo de otros grupos hemos ido a regiones como Cuyagua, donde logramos donar una silla de ruedas para un niño que sufre de hidrocefalia y no puede caminar. Tenemos en vista tocar otras zonas y entidades.

¿Cómo ha sido la receptividad del proyecto?

Uno de nuestros lemas es “solidarizando corazones” es eso, cambiar un plato de comida, un pantalón, camisa, una cobija, por una sonrisa. Es algo que no nos esperábamos, al ver la forma en que las personas en esta situación aceptan las colaboraciones. Al principio pensamos que lo iban a tomar a mal, pero es muy gratificante ver cómo estas personas sienten el apoyo, te dan una sonrisa, te cantan.

¿Cómo ha sido la experiencia de los voluntarios?

La experiencia ha sido súper grata, de hecho, tuvimos que hacer una base de datos para dividirlos por zona, porque teníamos tanta gente que nos quería apoyar que iba a ser mayor que la cantidad de beneficiados. Cada vez se va sumando mayor cantidad de gente para apoyarnos.

¿Qué experiencia te ha dejado participar en este proyecto?  

Siempre he sido presto a ayudar al prójimo, pero nunca desde este lado de la barrera y ha sido muy gratificante, bonito y además, ver que muchas personas están dispuestas para ayudar. Recuerdo que al finalizar la primera jornada, en el Colegio San José de Tarbes, logramos servir 300 platos de sopa, frutas, jugos y unas niñas de la calles, muy hermosas, decidieron darnos las gracias cantándonos y nos sacaron lágrimas a todo el equipo. No sabía este nivel humanitario que teníamos los vecinos y amigos, juntar todas las fuerzas ha sido muy agradable. Es un proyecto que da para más, tenemos en futuro hacer muchas cosas.

Una gran experiencia que se siente casi como un pequeño milagro, concretado.

 

Contacto

Para conocer las actividades de esta fundación, se puede visitar sus redes sociales.

Facebook: Solidaridad Paraíso  

Instagram: @solidaridad_paraiso

Twitter: @solidaridad_p

Mail: solidaridadparaiso@gmail.com

 

FOTOS: Cortesía Solidaridad Paraíso

 

Leé la columna Venezuela: lucha por la esperanza

 

Danney Velázquez

Autor/a: Danney Velázquez

Soy venezolana y tengo cinco años viviendo en Buenos Aires. Estudié Comunicación Social en Venezuela y luego me vine a Argentina. Acá trabajo haciendo subtítulos (closed caption) y estudio dramaturgia.

¡Compartir!
¿Te gustó? ¡Compartilo!