Today's Date

Martes 21 de Noviembre de 2017

Análisis: resultados y panoramas de las elecciones

26.10.2017

Por Martín Gendler

 

Este análisis acerca de los resultados en las elecciones legislativas generales retomará algunas de los puntos y predicciones realizados en el texto sobre las PASONos enfocaremos solo en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Lo que se evidencia a nivel nacional fue una polarización Macri y CFK cuasi como elección presidencial, a pesar de los nombres propios de cada candidato y de las alianzas.

 

La Ciudad de Buenos Aires: resultado cantado

Tras la amplia victoria de Elisa Carrió en las PASO poca incertidumbre restaba acerca de las elecciones generales, apenas agitada por los últimos y polémicos dichos televisivos de la candidata de Vamos Juntos acerca del caso Santiago Maldonado.

Carrió mantuvo e incluso aumentó levemente los resultados de las PASO, derrotando ampliamente a Daniel Filmus y a Martín Lousteau -que redujo mínimamente sus votos de agosto pero de todos modos logró ingresar dos diputados al parlamento.

El resultado evidenció un fuerte espaldarazo de lxs votantes de la Ciudad a la gestión de gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y de Mauricio Macri encarnado en este caso en la eterna diputada (quien efectivamente logra su primer victoria en la Capital y por un margen récord) a pesar de las polémicas.

Por primera vez, Larreta y el PRO contarán con mayoría y quórum propio en la legislatura de la Ciudad desinflando las posibilidades de negociación tanto del peronismo como del espacio de Lousteau. Las aspiraciones de Evolución para competir por la jefatura de gobierno en 2019 quedaron seriamente comprometidas al haber perdido fuertemente el apoyo y los votos logrados en 2015, muchos de los cuáles se trasladaron hacia Carrió como ya habíamos anticipado. En este sentido la apuesta de la UCR y del propio Lousteau de ser un espacio similar pero diferente al gobierno de Larreta quedó trunca.

Cabe destacar el aumento de votos hacia las dos tendencias de izquierda en la Ciudad: FIT y Autonomía y Libertad. Pero, de todos modos, no llegaron a ingresar un diputado propio -al FIT le queda el recuento definitivo para saber si ingresa Marcelo Ramal. Juntos hubieran alcanzado el nada despreciable resultado del 10% que, como suele pasar, invita a pensar en potenciales estrategias de alianza de cara a 2019 aunque estas opciones suelen siempre ser esgrimidas y luego rechazadas en la práctica por uno u otro espacio.

 

La Provincia de Buenos Aires: menos intriga y más show

En las PASO, luego de retrasos y acusaciones, CFK terminó imponiéndose por una mínima diferencia. Sin embargo, en las legislativas del domingo pasado la diferencia de 4 puntos a favor del candidato de Cambiemos, Esteban Bullrich, no dejó lugar a la especulación.

Si bien tanto Bullrich como CFK lograron aumentar su caudal de votos desde agosto, ya habíamos anticipado que el candidato de Cambiemos contaba con la ventaja de poder lograr la mayoría de los votos que se fugarían de Sergio Massa.

La esperanza de Unidad Ciudadana estaba en lograr capitalizar un buen porcentaje del voto en fuga de 1País y especialmente generar una fuga de los votos de Florencio Randazzo, de perfil más similar al de la ex presidenta.

Vemos así, que Cambiemos aumentó 7 puntos respecto a agosto, CFK solo 3, mientras que Massa perdió 4 y Randazzo logró frenar su fuga a menos de 1 punto respecto a las PASO.

Estos resultados nos indican que:

  1.  Bullrich logró capitalizar casi todo el voto en fuga de 1País sumando el voto de varios espacios que quedaron fuera de las PASO y de los nuevos votantes que se sumaron en Octubre y que no habían participado en agosto. En este caso, la apuesta de la Gobernadora María Eugenia Vidal de ponerse al hombro la campaña resultó un gran acierto ante el desconocimiento y falta de habilidades del primer candidato a senador Esteban Bullrich.
  2.  CFK obtuvo pocos votos en fuga de 1País y de Randazzo, pero atrajo votos de espacios que quedaron fuera en las PASO y de nuevos electores. Una hipótesis posibles es: si la ex presidenta hubiera accedido a una interna con el ex Ministro de Transporte, una buena parte de los 5,13% obtenido por este hubiera podido trasladarse en octubre obteniendo una victoria o derrota por la mínima en lugar de los 4 puntos de diferencia.
  3.  Respecto a Sergio Massa, vemos como la polarización instalada y efectiva entre Macri/Vidal y CFK hizo añicos su discurso de la “avenida del medio”. Como nos instaba Maquiavelo hace ya varios siglos, en los momentos picantes permanecer neutral es una odisea casi imposible frase que nuevamente vuelve a revitalizarse con estos resultados. No solo la alianza con Margarita Stolbizer no dio fruto alguno, sino que incluso Massa terminó saliendo tercero en su propio distrito de Tigre, distrito que hegemonizó durante muchos años. Al igual que la derrota en el balotaje de 2015 de Daniel Scioli, podríamos especular que este resultado podría ser el último compás en la sinfonía de la carrera electoral del ex intendente de Tigre como pasó también con Francisco De Narváez tras los resultados de 2013. Sin embargo, sus 27 diputados en la cámara (que comparte con De la Sota) aún le dejarían aún alguna mínima esperanza de re-construcción.
  4.  Respecto a Florencio Randazzo, si bien pudo conservar casi la totalidad de sus votos de las PASO, este resultado le deja afuera de casi toda posible negociación de potencial liderazgo al interior del peronismo disidente, logrando solo ingresar un diputado a pesar de haber quedado con el sello del PJ y con el caudal económico y simbólico que eso implicaba.
  5.  Cabe hacer una mención especial al desempeño del Frente de Izquierda, el cuál no solo logró aumentar en dos puntos su caudal respecto a Agosto sino que logró ingresar dos diputados nacionales cuando en las PASO parecía que se quedaba fuera de toda discusión posible.

 

En este sentido, los dos grandes ganadores de la Provincia son Cambiemos y el FIT, mientras que los grandes derrotados serían Massa, Randazzo y la propia CFK que, a pesar de mantener un caudal sumamente interesante de votos, pierde fuerza de cara a una potencial reconstrucción que la pueda llevar a presentarse como una alternativa fuerte en las presidenciales de 2019. Una victoria aún por un voto como se presagiaba antes de las PASO podría ser la piedra fundacional de un proyecto de retorno sólido que de todos modos la ex presidenta mencionó en su discurso.

Si bien el peronismo está lejos de considerarse muerto o en posición similar a la UCR post-2001, mucho habrá que debatirse en ese espacio para lograr construir una alternativa opositora efectiva de cara a 2019 o incluso a 2023.

No todo está dicho, y dos años son un periodo de tiempo amplio en nuestro país, 2019 parece encaminarse a ser una repetición conocida de los amplios triunfos electorales del oficialismo en 1994 y en 2007.

Al menos así lo indica la historia de los amplios triunfos oficialistas en elecciones legislativas y también es un poco el sabor de lo que dejó el show televisivo post-electoral, donde, ordenados por resultados, los candidatos fueron poco a poco dando sus impresiones y discursos, siendo esta vez el presidente Mauricio Macri (y no CFK como en agosto) quien cerró una orquesta electoral a pura fuerza de promesas y entusiasmo que deberá revalidar en las políticas cotidianas (especialmente en materia económica y social) de cara a 2019.

Lo otro que quedó claro también es que el caso Santiago Maldonado no movió el amperímetro electoral (al menos no a favor de los espacios de la ex presidenta) pese a todas las suposiciones y posibilidades previas. Viejos y nuevos factores fueron los determinantes para que el show cerrara de una forma que deja poco lugar a dudas.

 

ILUSTRACIÓN: Martín Bravo

 

Leé también Error 404: vote not found

Martín Gendler

Autor/a: Martín Gendler

Sociólogo y docente de la Universidad de Buenos Aires

¡Compartir!
¿Te gustó? ¡Compartilo!