Today's Date

Martes 21 de Noviembre de 2017

Eddie Howe y el Bournemouth: hasta la victoria siempre

21.10.2017

Por Lisandro López

 

El novato entrenador y el equipo inglés lograron algo fascinante: conseguir tres ascensos y jugar con los mejores equipos de la Premier League, el torneo de fútbol británico considerado el mejor del mundo, después de haber estado en la cuarta categoría y al borde de la desaparición.

 

Paso 1. Piense, estimado lector, un momento en su equipo de fútbol, ese que lleva en el alma.

Paso 2. Imagine que ese club está en la tercera categoría y desciende luego de recibir una penalización, por problemas económicos, de diez puntos menos -algo imposible que ocurra en Argentina, aunque es muy frecuente en las ligas más serias y organizadas del mundo.

Paso 3. A continuación, el panorama oscurece aún más. Arranca en la cuarta división con un descuento de ¡17 unidades! Para darle más dramatismo a la historia, las opciones serían que vuelva a descender y desaparecer o que mantenga la posición en la categoría con un gran escape y una década después juegue en la máxima divisional. Encima el entrenador es un ex jugador de apenas 31 años sin ninguna experiencia. La mayoría se inclinaría por el primer escenario, que es el más lógico. Pero no. Lo que ocurrió fue lo segundo. Y eso que esto no salió de ninguna novela de Eduardo Sacheri o de un cuento del Negro Roberto Fontanarrosa. Esa es la fascinante historia que vivió el Bournemouth, una institución inglesa.

En diciembre de 2008, el joven Eddie Howe asumió el cargo en el Bournemouth. El equipo estaba cerca de la bancarrota y arrancaba la campaña con puntaje negativo. Si volvía a perder la categoría, no existiría más. ¿Por qué? En Inglaterra, las cuatro primeras divisiones son profesionales (Premier League, Championship, League One y League Two) y permiten un margen de maniobra porque hay, sencillamente, plata disponible. A partir de la quinta para abajo son todas amateurs. Y ahí todo el panorama se complica. A mediados de 2009, el Bournemouth finalizó en el puesto 21 sobre 24 (bajan los dos últimos) con 46 puntos en 46 cotejos. Ganó 17 partidos, perdió la misma cantidad e igualó en 12 ocasiones (recuerden las 17 unidades menos). Un milagro futbolero. Con un plantel totalmente limitado, Howe demostró que ya era un DT para tener en cuenta, una grata revelación. Y eso que él mismo tenía dudas, ya que sostuvo: “Adam Murry, que estaba a cargo del consorcio, vio algo en mí, pero yo no me sentía listo, realmente no pensé que era el hombre adecuado”. Pero rápidamente sentenció con una sonrisa: “Claramente estaba equivocado”.

 

Crecimiento meteórico

En el comienzo de la temporada la 2009-10, el Bournemouth de Howe ganó ocho de los primeros nueve partidos, un récord para el club. En noviembre de 2009, el Peterborough United quiso contratar a Howe para reemplazar a Darren Ferguson, el hijo de Alex Ferguson, el mítico entrenador de fútbol y ganador de más de 40 títulos en su carrera, pero desestimó la propuesta. En abril de 2010, el equipo finalizó segundo y volvió a la tercera categoría (League One).

Luego de dejar el cargo y pasar un año y medio sin éxitos por el Burnley, Howe retornó a su lugar en el mundo en octubre de 2012.

¿Cómo terminó esa campaña? Otra vez ascendiendo al segundo escalón de Inglaterra (Championship). Luego de una primera campaña de adaptación (terminó en la mitad de la tabla), finalizó como campeón de la temporada 2014/2015.

Con apenas 6 años como orientador táctico, recibió el premio al entrenador de la década. Humilde, Howe declaró: "Estoy muy orgulloso. No era algo que yo esperaba y cuando se considera a todos los técnicos que han estado en la Liga de Fútbol durante los últimos 10 años, es un gran honor. Me quedé muy sorprendido y honrado. Estoy muy agradecido a todos los jugadores que he manejado y al club por darme el trabajo. Tengo la suerte de estar con Jason Tindall (su asistente) a mi lado, al personal que tenemos y, por supuesto, a los jugadores. Son las personas más importantes y las que te ganan los juegos. El presidente, el director ejecutivo y el propietario han sido pilares fundamentales. Y no se puede olvidar a los hinchas que son la mayor parte de cualquier equipo”.

Harry Redknapp, un viejo zorro, es uno de los entrenadores con más experiencia en el fútbol inglés y una palabra calificada. Dijo sobre Howe: “Lleva 10 años en el Bournemouth, fue el manager más exitoso en sus 100 años de historia. Es fantástico, me encanta ver jugar a su conjunto. Es muy ofensivo”. Redknapp es uno de los referentes de Howe, junto a Mel Machin, Sean O'Driscoll, Brendan Rodgers, Jose Mourinho y Arsene Wenger.

 

Steve Fletcher fue compañero de equipo de Howe en el Bournemouth y jugó bajo sus órdenes en los últimos años de su carrera y ahora trabaja en el departamento de reclutamiento y exploración de jugadores. Lo elogió con creces: “Es muy dedicado, meticuloso. Él come, respira y duerme pensando en el fútbol. He jugado durante 24 años con algunos entrenadores fantásticos y él se destaca, está un millón de millas por delante de todos los demás, es diferente, cada pequeña cosa que no creés que importa, le importa a Eddie, creo que continuará haciendo cosas grandes”. Y cerró: “Su atención al detalle es fenomenal y sus habilidades para gestionar al club son brillantes”.

En la primera temporada en la Premier League, terminó a escasos 5 puntos de la zona del descenso y a mediados de 2017 culminó noveno, la mejor posición en la historia del club. El equipo juega en el Vitality Stadium, con capacidad para apenas más de 10 mil espectadores. Las personas que acceden al túnel pueden ver gigantografías de los jugadores. Es una forma, un poco graciosa, de intimidar. Howe lo cuenta de manera divertida: “Que nadie se preocupe, no son muy enormes, las hicimos un poco más grandes que el tamaño natural de los futbolistas, creo que eso te hace estar un poco más alto, ¿no?".

Es tan contundente el trabajo de Howe que se puede sintetizar en una situación reciente: estuvo entre los candidatos para dirigir a la selección inglesa. No se le dio. Pero parece que en el futuro podría llegar. Condiciones les sobran. Nada es improbable en un técnico que va hasta la victoria siempre.

 

Lee más sobre Deportes y otros condimentos

Lisandro López

Autor/a: Lisandro López

Periodista deportivo. Resultadista. Belichista (en referencia al polémico entrenador en jefe de New England Patriots). Como en Rosario todo se divide entre Central y Newell’s (al igual que en Buenos Aires entre Boca y River), siempre me interesó escribir más sobre fútbol y deportes… Del extranjero.

¡Compartir!
¿Te gustó? ¡Compartilo!