Today's Date

Sábado 20 de Enero de 2018

Nado sincronizado: ¿El deporte que se viene?

06.01.2018

Por Lisandro López

 

El nado sincronizado es una de las disciplinas deportivas del futuro. Derivada de la natación, cada vez se incrementa más el número de jóvenes que la practican en Argentina.

Desarrollar cualquier deporte amateur es una misión casi imposible. Y ni qué hablar si se trata de una disciplina de poco conocimiento para el público en general. La mayoría de los deportistas amateurs tienen que superar innumerables obstáculos para alcanzar la cima. Los problemas que se les presentan son muchos y variados. Un ejemplo nítido es el nado sincronizado. . El olvido parece ser el peor inconveniente, ya que el Estado demuestra el poco apoyo que tiene hacia ellos. La falta de ingresos hace casi imposible la subsistencia de dicha actividad y de cualquier deporte amateur.

Todas estas falencias dejan una conclusión: el poco interés gubernamental hacia el deporte no profesional y sus atletas. Se puede decir que en el plano deportivo, Argentina es incapaz de subsidiar a sus representantes. El nado sincronizado es una víctima más de este accionar criticable. Esto en otras naciones (desarrolladas) no ocurre; por el contrario, se apuesta más fuerte por este tipo de deportes. La realidad marca que casi todas las nadadoras argentinas que practican esta rama de la natación cubren los gastos de sus bolsillos para participar de las competiciones que se realizan en Argentina, países limítrofes y Europa.

El nado sincronizado fue creado por los hombres, aunque en la actualidad es practicado por mujeres en su mayoría. Pero, ¿por qué pasa este fenómeno? Nilda Patricia Pizarro, entrenadora de nado sincronizado del club Gimnasia y Esgrima de Rosario (GER), explicó a PucheroNews: “Es un deporte netamente femenino. Esther Williams, en su película Escuela de Sirenas, hace muchos años, comenzó con el ‘Ballet Acuático’ mostrando figuras en el agua, y el deporte se hizo únicamente para mujeres. En la actualidad hay hombres, en Estados Unidos, que hacen nado sincronizado, a nivel show, para fiestas. No son muchos, pero hay parejas que entrenan y hacen esta disciplina para espectáculos”.

Es imprescindible destacar las virtudes que tiene dicho deporte para cautivar a quienes lo practican. Para ello, Pizarro sentenció: “Las características más importantes son: lograr en el agua el equilibrio perfecto de nuestro cuerpo y el poder llegar a sincronizar sin margen de error los movimientos fuera y dentro del agua. Como el agua no es el medio natural nuestro, la técnica para llegar a poder estar con parte del cuerpo fuera del mismo, sosteniéndolo, es un objetivo que se logra con mucho entrenamiento. Un dato interesante: las nadadoras llevan en la nariz una pinza o gancho, para que no entre agua. También, para escuchar la música dentro de la pileta, hay un ‘parlante subacuático, conectado a un equipo de música. De esta forma se logra seguir el tiempo”. 

 

Para llegar a la cúspide y formar parte de la elite argentina, las nadadoras deben superar varios torneos y eslabones. En primera instancia, las aspirantes que tienen como meta llegar a la selección deben competir con sus compañeras en el ámbito local y clasificarse para integrar el preseleccionado. Luego, sí, aparece en el horizonte el Torneo Argentino. Este certamen genera el choque entre todas las gimnastas del país que consiguieron el boleto en los respectivos seleccionados locales. De allí surgen las diez representantes de la Selección Argentina de Nado Sincronizado. Las ocho mejores clasificadas son titulares. Por otro lado, las dos restantes esperan una posibilidad entre los relevos. Uno de los certámenes más destacados que tiene la especialidad es el Sudamericano, al cual acceden, en Argentina, quienes tienen un gran desempeño en el ámbito nacional. Las máximas exponentes del país a nivel mundial, en los últimos años, fueron las hermanas Sánchez, Sofía y Ethel, oriundas de Rosario.

No caben dudas que en los últimos años se expandió el nado sincronizado en Argentina, tuvo un crecimiento convincente y atrajo a un gran número de mujeres. Dicha idea se asemeja mucho a la opinión de uno de los entrenadores de natación del Círculo de Obreros de Rosario, Damián Gerlero, quien puntualizó: “Se considera una inversión apostar por los deportistas y no un gasto. Sin dudas se tiene que fomentar la inversión por parte de las autoridades. Esto no solamente debe suceder con esta disciplina sino con otros deportes. Aunque estoy convencido de que se está cambiando, modificando paulatinamente la situación, aunque debería haber más aportes económicos”. Y enfatizó: “Todavía no alcanzó su techo esta disciplina, considerada, por muchos especialistas, en el futuro, como una de las ramas de la natación con más alcance y potencial en el mundo deportivo. Pero el camino que se está trazando es alentador”.

Para potenciar al nado sincronizado, el país deberá tener una estructura adecuada. El desafío resulta atractivo, principalmente para aquellos dirigentes que se mueven con decisión y predisposición en el universo del deporte. En el último tiempo se ha marcado y puesto de manifiesto que esta fascinante disciplina puede ser una de las actividades con más proyección a corto y mediano plazo. Sólo se necesita un envión que le permita explotar como deporte en el planeta y que se le conceda la posibilidad de figurar en las vitrinas de la historia del deporte argentino.

 

Lee más sobre Deportes y otros condimentos

Lisandro López

Autor/a: Lisandro López

Periodista deportivo. Resultadista. Belichista (en referencia al polémico entrenador en jefe de New England Patriots). Como en Rosario todo se divide entre Central y Newell's (al igual que en Buenos Aires entre Boca y River), siempre me interesó escribir más sobre fútbol y deportes… Del extranjero.

¡Compartir!
¿Te gustó? ¡Compartilo!