Today's Date

Martes 17 de Octubre de 2017

#VivasNosQueremos

02.06.2016

Por Macarena Gagliardi Cordiviola

 

El viernes 3 de junio se cumple un año de la convocatoria #NiUnaMenos que instaló en la sociedad la discusión sobre las cuestiones de género y los femicidios.

En 2016, más de una mujer por día fue asesinada, víctima de violencia de género. Según el Registro Nacional de Femicidios de la agrupación Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa), que se presenta hoy en el Congreso, las cifras son:

217 femicidios

24 femicidios vinculantes

8 travesticidios

Este viernes 3 de junio a las 17 horas la sociedad en vez de tomar el té, sale a la calle contra la violencia de género, a gritar #VivasNosQueremos.

Pucheronews habló con varias de las organizadoras y otrxs trabajadores de la comunicación y la cultura quienes nos contaron qué significa para ellos esta frase hoy, en lo cotidiano, en lo personal, en el ámbito laboral. Algunxs nos dieron entrevistas de audio, otrxs produjeron textos que nos enviaron. A cada unx le agradecemos formar parte de este tapiz de ideas sobre un tema que nos toca a todxs.

Es mayo de 2015, tras una ola de mujeres jóvenes y adultas matadas, literalmente tratadas como basura, estigmatizadas, la periodista Marcela Ojeda arengó con un tuit:

 

Mujeres, todas…¿no vamos a levantar la voz? NOS ESTÁN MATANDO.

En conversación whatsappera, la periodista cuenta a este medio qué significa para ella hoy la frase NI UNA MENOS:

Para mí, decir #NiUnaMenos es superador a una frase. Hoy es múltiple y hasta te diría que ayudó, traccionó para que el paradigma sobre la violencia machista cambie y se multiplique en infinidad de formas, infinidad de reclamos y exigencias. Fue una idea muy chiquita: salir a las calles. Después significó haber sido tanta gente ese 3 de junio de 2015. Fue un eslabón más de esa enorme y potente cadena en toda la República Argentina. Creo que la lucha, el  compromiso, el acompañamiento y las interpelaciones deben continuar mas allá de los gobiernos de turno. Por eso, nosotras en www.niunamenos.com.ar y desde nuestro twitter @NiUnaMenos_ vamos a lanzar el primer índice para medir la violencia sexista en la República Argentina. Invitamos a todas las mujeres que ingresen a estas dos plataformas y respondan un cuestionario que tiene que ver, precisamente, sobre todas las violencias a las que las mujeres, adolescentes y adultas, estamos expuestas diariamente. Hablamos de violencia sexual, reproductiva, psicológica, laboral, económica.

 

En respuesta al tuit de Ojeda, un grupo de mujeres, escritoras, periodistas, sociólogas, artistas empezaron a tejer redes; el hashtag #NiUnaMenos se viralizó. Auto-convocadas, coordinando saberes, áreas de “expertise” y conteniendo el dolor y la furia por lo que padecen las mujeres día a día, lanzaron la convocatoria para el 3 de junio de 2015. Esto es lo que piensan hoy otras de las organizadoras.

 

Pía López, escritora y socióloga:

Un año y más de trescientas mujeres o niñas o travestis asesinadas. Un año desde una movilización y la situación de las mujeres empeorando por la crisis económica. Un año y las políticas públicas sin aparecer. Pero a diferencia del año anterior, que desconocíamos nuestra fuerza, esta vez nos encuentra con el saber de nuestra potencia, con deseo de gritar en la calle, con capacidad de amasar una voz colectiva. Entre un año y otro, crece la conciencia de los derechos de las mujeres. Y en un contexto de creciente disminución de derechos, esto es fundamental. El feminismo desde el 3 de junio de 2015 mostró una cara distintiva: no necesita colores únicos ni jergas profesionales, sino que se hace rumor colectivo, enojo ante el acoso en la calle, denuncia y crítica.

 

Ingrid Beck, periodista, editora de Revista Barcelona 

El 3 de junio de 2015 sirvió para explicar que el femicidio es el punto más trágico, visible e irreparable de una cadena a veces muy invisible de violencias. La enorme movilización generó debates, preguntas, cuestionamientos. Nos obligó a muchas a pensar cómo se explica el machismo. Y resultó más fácil de lo que parecía: todas tuvimos miedo alguna vez sólo por caminar por la calle. En marzo de este año, Martín Romeo hizo una encuesta en Twitter. Preguntaba a mujeres y varones si alguna vez habían tenido miedo de ser violadas o violados. La inmensa mayoría de las mujeres respondió que sí. La inmensa mayoría de los varones, que no. Él mismo se espantó con las respuestas. Porque si bien el resultado es muy sesgado (por su timeline, por la red), le hablaba de algo que muchas de nosotras dábamos por descontado: todas tuvimos miedo alguna vez de ser violadas. Así surgió la idea de hacer el Primer Índice Nacional de Violencia Machista.

Intervención del colectivo Articiclo: Milena Pafundi, Julieta Zoloaga, Chris Gruenberg y Ángel Giovanni Hoyos, Buenos Aires, 3 junio 2015. Video cortesía de lxs artistas

 

El 3 de junio de 2015 marcó un hito en la sociedad argentina. Personas muy diversas en edades, gustos, ideologías, estratos sociales se hicieron eco de la convocatoria y rebalsaron las calles del centro porteño y las plazas de las ciudades principales en varias provincias. La marcha fue masiva, fue catártica, fue también una fiesta.

El grupo Articiclo salió por las calles de Buenos Aires para intervenir paredes, árboles y monumentos con graffitis digitales. En el Facebook del colectivo formado por dos “chicas“ y dos “chicos”, el género lo definen “Plural (mixed)”.

Ángel Giovanni Hoyos, cineasta y miembro de Articiclo, nos cuenta como entiende la frase del hashtag:

#NiUnaMenos debería estar en el lenguaje de toda la sociedad, que vayas a un bar y se hable de estos casos; que se visibilice porque ahí es donde se deconstruye la masculinidad, todos estos estigmas sociales. El Articilco hace eso, deconstruye desde el lenguaje. En el momento que ya salimos de nuestro confort y vamos a marchar en una multitud con un triciclo, en el momento en que empezamos a cambiar nuestra manera de decir… Tener un lenguaje inclusivo, decir “todes”. Somos todes, ¿si? #NiUnaMenos es importante porque visibiliza, cuestiona y hace que uno, como hombre, como varón, también se evalúe: en qué momento, qué acciones hemos hecho, qué palabras hemos dicho. Tenemos posiciones machistas y esas actitudes claramente hacen que la desigualdad de género sea mayor. #NiUnaMenos es el inicio de un punto de reflexión e inflexión que se necesitaba.

 

Pasó un año y siguen matando mujeres. Los hombres también sufren por las adolescentes y adultas perdidas, flageladas, usurpadas. Frente a la pregunta por el #NiUnaMenos hoy, el poeta, escritor y periodista Reynaldo Sietecase nos envió este texto que reflexiona sobre la desidia colectiva:

 

Tal vez

La mayoría de las mujeres que conozco sufrieron en su vida algún tipo de abuso. Algunas cuando eran niñas o adolescentes. Miles de argentinas reciben distintas maneras de agresión sexual cada día. No sólo hay que pedir más amparo y protección para las mujeres. Hay que derrotar una cultura machista que se sigue imponiendo desde la cuna, en casas y escuelas, en la tele y la política. Las marchas no inquietan a los asesinos. Las movilizaciones no logran sensibilizar a las autoridades. Los que tienen el poder apenas se conmueven ante el reclamo de “Ni una menos”. Es más, participan de las movilizaciones. ¿Qué hay que hacer para que entiendan? ¿Amontonar los cuerpos ultrajados en las escalinatas del Congreso de la Nación? ¿Cubrir de mujeres asesinadas la Plaza de Mayo? ¿Llevar a los niños huérfanos al Palacio de Tribunales? Tal vez.

Por tu propio bien, Luciana Damiani, Fundación de Arte Contemporáneo de Montevideo

 

Las políticas de estado siguen ausentes y cambiar la cultura es un trabajo de hormigas. Pero aquel grupo de feministas, que en 2015 logró movilizar ONGs, asociaciones, tribus urbanas, familias, hoy sigue coordinando esfuerzo, trabajo y lucha. Recientemente en el Museo Evita, se hizo la jornada Rompamos el techo de cristal.

Mujeres de diferentes ámbitos laborales se escucharon, conversaron, conectaron para seguir pensando y accionando en función de otros paradigmas sociales. El evento fue promovido por Mercedes D'Alessandro, doctora en Economía y creadora de economiafeminita.com. Ese día se anunció el lanzamiento del primer Índice de Violencia Machista de #NiUnaMenos para este 3 de junio.

Esa tarde, D’Alessandro habló del trabajo doméstico que realizan las mujeres además de “salir a trabajar como el hombre”. Para este especial de Pucheronews, la economista feminista nos envió este texto:

 

Eso que llaman amor, nosotras lo llamamos trabajo no pago

Vivimos en una sociedad con una gran desigualdad donde la riqueza se concentra en pocas manos y la pobreza se extiende cada vez más. Esta desigualdad además está atravesada por el género, las razas, las etnias. En todo el planeta, las mujeres ganamos menos que los varones por un mismo trabajo y hacemos más trabajo doméstico no remunerado: limpiar, cocinar, cuidar a los hijxs, enfermxs y adultxs mayores de la familia, etc. Las mujeres nos sumamos a las filas de los trabajadores y tenemos una doble jornada laboral: fuera y dentro de la casa. El trabajo doméstico aparece como un trabajo por amor, como si las mujeres viniéramos con el chip amoroso para limpiar los baños y hacer las compras. Un pequeño gran paso para un mundo más igualitario es empezar a luchar por un sistema de cuidados en el que familias, Estado y organizaciones comunitarias funcionen de una manera más coordinada para que ser madre y trabajadora no sea una cosa para “mujeres maravillas”.

 

Para cerrar, les dejamos el texto escrito para Pucheronews de otra referente en cuestiones de género. Mónica Santino es futbolista y hace años sostiene con un grupo de mujeres el equipo de fútbol La Nuestra en la Villa 31.

 

Certeza que somos muchas, certeza en las miradas, certeza en las jugadas, en las paredes construidas con paciencia porque sabemos que el mejor gol está cerca. Amor en transitar juntas la cancha sabiendo que de otra forma no se avanza. Amor por la lucha, por la memoria y por las que esperan por entrar. Pasión por los colores, por las amigas, por el barrio, por la camiseta. Porque aún con toda la tribuna en contra sabemos que esos, nuestros cuerpos, son nuestros. Más nuestros que nunca. Porque somos parte de la batalla cotidiana, porque sabemos que el mejor partido siempre está por jugarse. Nos vuelve a convocar esa misma bandera que llevaron tantas, el mismo grito, la misma bronca, la misma rabia. Todo lo que nuestros pies tocan, son nuestros derechos y se transforman en magia. Compromiso de equipo: nos vamos a seguir pasando la pelota hasta ganarle a la violencia de los machos por goleada. Abran paso. La cancha es nuestra. Es 3 de junio. La multitud aguarda expectante. Desde los barrios, las oficinas, las casas, las mujeres avanzan.

 

***

 

INFO RELEVANTE

  • Hoy jueves 2 de junio se presentará el Registro Nacional de Femicidios, a las 18hs en la Sala 7 del Edifico Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación.

 

  • Mañana viernes 3 de junio a las 17 hs en la Plaza del Congreso volvemos a gritar #NiUnaMenos #VivasNosQueremos

 

  • Primer Índice de Violencia Machista de la Republica Argentina estará colgado a partir de mañana 3 de junio por tres meses. Difundamos, entremos y completemos:

www.niunamenos.com.ar

@NiUnaMenos_

 

Afiche de #NiUnaMenos. Foto: Cortesía del colectivo

 

*Foto de portada: Articiclo

 

Leé también La cultura sexista: ese monstruo grande de cada día

 

 

 

Macarena Gagliardi Cordiviola

Autor/a:

Multifacética. Suelo elegir bifurcaciones. Productora, periodista y artista audiovisual. Trabajé 12 años en la oficina de BBC para el Cono Sur en Argentina. Co-Founder de www.fixer-argentina.com.ar. Jefa de cocina de este Puchero. Además, hago cine experimental, escribo y organizo muestras.

¡Compartir!
¿Te gustó? ¡Compartilo!